Sònia

Sònia

dimarts, 4 de juliol de 2017

Feliz décimo segundo cumpleaños

- ¿Por qué tenemos que pedir un deseo cuando soplamos las velas?

- Porque es un momento mágico.

- ¿Aunque sepamos que no vaya a cumplirse nunca?

- El futuro únicamente pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños.

Hoy hace 12 años que ejerzo el que es para mí el mejor oficio del mundo. Ese que me hace sacar lo mejor de mí y hace que desaprenda a diario. Recuerdo que me enamoré de él en el preciso momento que pude cogerle entre mis brazos, en el que pude acurrucarle con delicadeza y le susurré al oído "mamá nunca te va a fallar". 

Desde aquel instante no ha habido un solo día que no haya intentado ser la mejor madre del mundo. Con mis múltiples defectos, con mi poca paciencia cuando me sobrepasa el cansancio, con mis indecisiones o mi torpeza para dar respuesta a lo que realmente necesita. Pero con mi amor incondicional e infinito, con el deseo de acompañarle sin protegerlo, de aprender a la vez del camino, de convertirme en el mejor de los ejemplos.

Me emociona a diario verle crecer, aprender, sonreír, avanzar. Con su carácter afable que tan fácil nos lo ha puesto siempre, con su tenacidad y constancia infinita, su valentía, su sensibilidad extrema, con sus muestras constantes de cariño y agradecimiento. 

Hoy hace una docena de años que papá y yo trabajamos a diario para que entienda que la vida es un regalo diario, para que aprenda a expresar lo que siente, para que persiga cada uno de sus deseos. 

Hijo, 

1) VIVE despierto, curioso, teniendo el poder de tus días. Con la intensidad necesaria para vibrar por todo aquello que te propongas, como si no existiese el mañana.

2) No permitas que nadie te PRESTE tus sueños, dibújalos con ambición, decide tus pasos, no te arrepientas de nada por el que apuestes.

3) CREE en ti por encima de todas las cosas, siente que mereces todo lo bueno que consigues gracias a tu tesón y valentía.

4) Sé siempre AGRADECIDO, por lo que tienes, por los que te acompañan, por los que te quieren.

5) Enfréntate a diario a tu ego, MÍRATE con valentía ante el espejo, quiérete sin peros.

6) Ansia VIVIR sin dogmas, sin creencias limitantes, sin excusas ni pretextos.

7)  AMA sin complejos, sin guardarte nada, sin excusas. 

8) Recuerda que únicamente tú decides que es lo que realmente te hace FELIZ, aunque los otros no lo entiendan, aunque tengas que trazar un largo camino hasta conseguirlo.

9) PERSIGUE tu excelencia, haz lo poco convencional, no tengas miedo a ser diferente.

10) Jamás vendas tu LIBERTAD, nunca permitas que otros lleven las riendas de tus días. Sé el único que programe tu brújula.

11) ATRÉVETE a mostrar tu grandeza, a fallar útilmente, a trabajar hasta conseguir tus propósitos, a no bajar los brazos cuando todo se tuerza.

12) Ignora a los COBARDES, a los que no se atreven a perseguir sus deseos, a los que viven resignados por falta de ilusión.

Feliz 12 cumpleaños hijo, gracias por quererme siempre sin peros ni pros.

dilluns, 3 de juliol de 2017

8 LECCIONES REGALADAS A MI HIJO EL DÍA DE SU GRADUACIÓN

- Se nota que tienes muchas ganas de llorar mamá.

- Verte tan grande me hace inmensamente feliz.

- Parece que no te gusta que crezca.

- A veces me cuesta aceptar que ya estás preparado para volar.

- Pero yo siento que siempre te voy a necesitar.

- Yo te prometo que estaré siempre a tu lado.

Hace unos días que el mayor de la casa se graduó en educación primaria. Una fiesta llena de emoción, donde me sentí inmensamente orgullosa al ver en lo que se ha convertido, un momento ideal para valorar todo aquello que ha conseguido gracias a su esfuerzo y tesón. Una etapa que se cierra y te hace ser consciente de lo rápido que pasa el tiempo, parece que fue ayer el día que le acompañaba de la mano en su primer día de colegio. Ahora ya está preparado para empezar a caminar solo, para decidir en quien quiere convertirse, para dibujar sus sueños.

Ocho lecciones que me gustaría regalarle: 

1. VIVE el AHORA para que nunca puedas arrepentirte de que el tiempo se te haya escurrido entre los dedos, sin que te pese el pasado ni te ciegue el futuro. Reinvéntate a diario, involúcrate, impacta con tu trabajo, ves siempre más allá de lo ordinario. Baila con las dificultades, comprométete con lo que sientas.

2. Nunca olvides que lo importante es lo que ERES y no lo que logras hacer. Se de esos que SUMAN, que ofrecen, que merecen lo que consiguen, que viven con pasión. Da siempre rienda suelta a tu GENIALIDAD. Los resultados nunca serán fruto de la casualidad.

3. QUIÉRETE con avaricia, sonríete a diario ante el espejo. Perdónate a diario, respétate, aprende a decir no. No seas un fraude contigo mismo, cumple tus promesas, reconoce tus grandezas. Escúchate con atención.


4. Sé VALIENTE y toma DECISIONES. Haz que tus metas sucedan, no sientas miedo al mirar diferente, cree en tu INSTINTO. Vuélvete un experto en aquello que te haga realmente feliz. No vivas demostrando.

5. SUEÑA GRANDE y no permitas que los otros te presten sus sueños. Dibuja tu propio mapa, haz sin dejar dudas, conviértete en un inconformista, sé lo que realmente deseas. Crea oportunidades

6. Trabaja con tus MIEDOS a diario, falla útilmente, ponle nombre a los moustros que te atormentan. Acepta tu vulnerabilidad, aprende a caminar por la cuerda floja, ponle compás a la incertidumbre.

7. Recuerda siempre que lo importante no es lo que nos pasa sino la ACTITUD con la que nos enfrentamos a ello. Enfoca correctamente, vive en equilibrio, identifica y pausa tus emociones.

8. Ríe con EXCESO, salta de los márgenes, ama tu caos, prueba sin miedo. Sé agradecido, consciente de lo mucho que ya tienes. No te mientas ni postergues.